Cómo ahorrar tiempo y recursos utilizando la caja de Eisenhower

¿Sabes quién fue Eisenhower? Pues el presidente número 34 de los Estados Unidos, este sirvió dos términos desde 1953 hasta 1961. Al parecer uno de sus grandes rasgos que lo separaban de las demás personas era su productividad, su manejo del tiempo y de las tareas son un digno ejemplo a seguir. Su mayor herramienta fue la caja de Eisenhower, un simple cuadro de toma de decisiones que puedes usar desde ahora mismo. ¿Cómo se usa la caja? Este cuadro es muy simple, usando esta matriz de decisión separaras las acciones basadas en cuatro posibilidades. 1. Urgente 2. No urgente 3. Importante 4. No importante La diferencia entre urgente e importante: Las tareas urgentes son aquellas a las cuales sientes que debes reaccionar, como email, mensajes, llamadas, noticias. En cambio las importantes son aquellas que contribuyen a una misión a largo plazo. Pongamos un ejemplo: Imagina que tienes que ahorrar para pagar los impuestos de este año, así que tu situación es “Ahorrar para pagar los impuestos”, cuando ya tienes esto claro vas al cuadro y te preguntas, ¿Es urgente? Pues a mi parecer “pagar los impuestos” es urgente mas “ahorrar para pagar los impuestos” no es una tarea urgente. Esto nos coloca en la casilla no urgente de la parte superior así que ahora procedemos a hacer la segunda pregunta, ¿Es importante? Pues cada quien tiene sus evaluaciones propias pero la evasión de impuestos es un tema muy serio, así que yo diría que sí es importante. Cuando cruzamos las dos respuestas terminamos en la casilla “DECIDE (programa cuando)” así que según nuestro amigo Eisenhower, tenemos que planificar y decidir cómo ahorraremos para los impuestos hoy mismo. ¿Qué te parece? ¿Crees que lo puedes aplicar a tu vida? Lo bueno de esta caja es que puedes utilizarla con situaciones muy micro como ¿Debo hacer el mercado hoy? Hasta con situaciones muy complejas como ¿Debo casarme este año? Si quieres conocer un poco más acerca de cómo ahorrar tiempo, recursos y dinero sígueme en Facebook y en Twitter. ¡Nos vemos allá!